Close your eyes.

Close your eyes.

viernes, julio 6

Las ganas que tengo de ti no se quitan con mil lágrimas.

La vida que me queda por delante es demasiado corta para todo lo que sueño compartir contigo.
Pienso en tus abrazos y en lo necesarios que me resultan cada día. Y no los tengo. Es el brote que nace de mi estómago llegando a mi pecho lo que me recuerda que eres tú el dueño de mis besos, lo que me da fuerzas para continuar echándote de menos. El brote que estalla en llanto lo que refuerza mis ganas de ti porque mi sustancia existencial eres tú, el aire que llega a mis pulmones y el sentimiento que reaviva mi alma.
Es cada palabra la que impulsa una lágrima más en mis ojos, que brillan y reflejan los tuyos porque son los que proclaman mi aliento. No hay nada que me impida ser tuya y gritar que necesito tu mano para poder mover mis piernas hacia adelante. Sin tu mano, el tiempo tendría las raíces de mis pasos. El tiempo quedaría estancado, paralizado.
Tú eres el que da sentido a mi tiempo. Nadie puede ser más precursor que tú de mi voz, de mi aire, de mi futuro.

1 comentario:

  1. Qué palabras tan hermosas, y me siento tan identificada con ellas :_
    Un besito, Carla (:

    ResponderEliminar