Close your eyes.

Close your eyes.

sábado, noviembre 19

Murió de tristeza.

(...) Daniel acostumbraba a decir que de la misma forma en la que había venido al mundo en un cubo de basura, allí iría a parar cuando muriese; eso decía, aunque yo creo que nadie puede saber lo que le va a pasar, por muy desesperado que uno este. 
A Marina no llegaron nunca a juzgarla, murió al poco tiempo y dijeron que había sido una embolia. Qué mas da... yo creo que murió de tristeza al pensar en que Daniel estaría solo, vagando por ahí. La misma tristeza a la que yo me abandonaría si no fuese porque alguien se tendrá que ocupar de nuestras niñas para que quizás así, puedan tener la buena estrella que nunca tuvieron sus padres.

viernes, noviembre 18

Cuatro.

Le quiero desde mis entrañas. Le necesito igual que a mi hígado, a mi cerebro, a mis ojos. Sin él se me rompen los huesos, se me derriten los pulmones y no puedo respirar... Me hace falta para vivir.