Close your eyes.

Close your eyes.

miércoles, agosto 24

Recuerdo que pensé que tenía que tenerte o moriría.


Y vuelves a atrapar mi tristeza para esconderla en tu bolsillo, para alejarla de mí. De nuevo has sembrado el jardín de mis pesadillas con nuevos sueños, con otras esperanzas. Y yo sigo llena de amor por todo aquello que te pertenece, llena de celos por todo lo que te roza y me quita un trocito de ti. Y tú sigues aquí, entregándome la vida en cada suspiro, suplicando por mis besos sin saber que ni siquiera tienes que pedirlos. Porque son tuyos. Porque yo ya no soy mía, sino tuya.

2 comentarios:

  1. Muy buen texto, si es que el amor es una droga, y cuando lo pruebas y se te va de las manos piensas eso: que o lo tienes o mueres, me encanta este blog, te sigo. Un beso

    ResponderEliminar