Close your eyes.

Close your eyes.

miércoles, junio 22

No hay que pensar, hay que sentir.

Cuando no estoy sobre un escenario, no soy el mismo, soy diferente. Creo que, en cierto modo, soy adicto al escenario. Cuando no puedo subirme a un escenario durante mucho tiempo, me empiezan a dar ataques y me vuelvo loco. Empiezo a llorar, actúo de forma extraña y descontrolada. No es una broma, me ocurre eso. Empiezo a bailar por toda la casa.

1 comentario:

  1. decidido tu tienes que estar encima de un escenario para ser feliz :)

    un besoooo :)

    ResponderEliminar