Close your eyes.

Close your eyes.

lunes, abril 25

Sin embargo, tengo que reconocer que a veces, cuando me besaba, aún conseguía que me temblasen las rodillas.



Casi me parecia verle. Sonriente, seguro de sí, contemplando un seguro tan amplio y luminoso como aquella avenida. Y por un instante pensé que no había más fantasmas allí que los de la ausencia y la pérdida, y que aquella luz que me sonreía era de prestado y sólo valía mientras la pudiera sostener con la mirada, segundo a segundo. 

1 comentario:

  1. Me encanta.
    La cita es de "La Sombra del viento" no? Me encantó ese libro...

    Muy bonita la foto también ;)

    ResponderEliminar