Close your eyes.

Close your eyes.

martes, marzo 22

Perdona que te escriba.

Prometí nunca volverte a molestar y es verdad, no soy capaz, soy sólo un cobarde. Recuerdo cada día, cada instante en que tú fuiste mi mitad y mucho más. Fue, sin dudar, algo insuperable. Y sin embargo, ahora ya no sé ni respirar. No puedo estar más sin ti. No puedo olvidar tus labios. Quiero saber si tú también te has roto en mil pedazos. 
Perdona que te insista, pero es que me cuesta tanto comprender que esta vez tenía que ser algo irremediable... Y sin embargo, ahora ya no sé ni respirar. Cada sentimiento es un puñal.

1 comentario: