Close your eyes.

Close your eyes.

lunes, enero 31

Aquí se acaba el camino- le dije.

- ¿Y tu alma? ¿Dónde crees que haya ido?
- Debe andar vagando por la tierra como tantas otras; buscando vivos que recen por ella. Tal vez me odie por el mal trato que le di; pero eso ya no me preocupa. He descansado del vicio de mis remordimientos. Me amargaba hasta lo poco que comía, y me hacía insoportables las noches llenándomelas de pensamientos intranquilos con figuras de condenados y cosas de esas. Cuando me senté a morir, ella me rogó que me levantara y que siguiera arrastrando la vida, como si esperara todavía un milagro que me limpiara de culpas. Ni siquiera hice el intento. “Aquí se acaba el camino –le dije-. Ya no me quedan fuerzas para más.” Y abrí la boca para que se fuera. Y se fue. Sentí cuando cayó en mis manos el hilito de sangre con que estaba amarrada a mi corazón.

domingo, enero 30

martes, enero 25

Guerra fría.

Hoy el tiempo se detuvo en el momento, en aquel último abrazo que sentí que ya no había nada por lo que luchar. Y los intentos... sólo sirvieron para alargar la agonía. Mientras yo bebía del agua de tu cuerpo tú matabas mi esperanza dando tumbos por mi alma, absorbiendo mi cariño y mis esfuerzos. Por luchar en una falsa sin salida. Entre tú y yo guerra fría.

martes, enero 18

La Rochefoucauld.

Nuestro arrepentimiento no es tanto una contrición por el mal que hemos hecho como un temor por el que puedan hacernos.

lunes, enero 17

Coelho.

Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan.

domingo, enero 16

Algún día se acabará.

Este sufrimiento no puede durar. Debo recordarlo y tratar de controlarme. Nada dura realmente. Ni la felicidad ni la desesperación. Ni siquiera la vida dura tanto. Llegará un día en el futuro en el que no piense en esto nunca más, en el que pueda mirar atrás y decir en paz y tranquilidad lo tonta que fui.

miércoles, enero 12

I like it.

- ¿Le ha gustado la ópera, querida?
- ¡Por poco me meo en las bragas del gusto!

jueves, enero 6

Show me the meaning.

¿De qué sirve que te diga que no dejo de pensar en ti desde que me despierto? ¿De qué sirve que a veces no puedo ni pensar con claridad, ni hacer bien mi trabajo como es debido? Explícame qué gano diciéndote que únicamente siento miedo como los demás cuando pienso que pueden hacerte daño. Esa es la razón por la que estoy en este porche Ivy Walker. Temo por tu seguridad por encima de todo. Y sí, bailaré contigo en nuestra noche de bodas.

No hubo acuerdo.

La memoria prodigiosa para los detalles escabrosos de ella no aceptaba el juego de "nos vemos de vez en cuando" de él.

martes, enero 4

No es la falta de una persona lo que me atormenta, sino la falta de un sentimiento.

lunes, enero 3

Si me vuelves a echar, será de menos.

Que me cansé de volver a volver y me clavé el aguijón y el veneno. Si me vuelves a echar, será de menos. Que ya no creo a tu boca otra vez de tantas veces que he muerto de celos.
Y ahora vete, cambia de rumbo, coge trenes, crece. Revoluciónate y desaparece y toma aire y grita al mundo y siente y baila con quien quieras. Y ahora vete y no te vuelvas a mirarme. Vete. Coge tus cosas y después te pierdes. Y nunca vuelvas a decir que sientes si no sientes. Y ahora vete.
Si me vuelves a echar, será de menos. Que ya no vale que quieras volver, que me he cansado de seguir tu juego. Si me vuelves a echar, será de menos. Que algunas cosas se acaban sin más, que ya no duele ni te echo de menos.

Mayoría de edad.

¿Te acuerdas cuando eras pequeño y tus grandes preocupaciones eran cosas como si te iban a regalar una bici por tu cumpleaños o si te iban a dejar comer galletitas en el desayuno?
Ser un adulto está muy sobre valorado, en serio, no te dejes engañar por la compra de zapatos, o el sexo, ni por la falta de padres diciéndote qué es lo que tienes que hacer. Ser adulto significa tener que ser responsable y la responsabilidad... es una mierda.
Desafortunadamente, cuando dejas atrás esos años del principio, la niñez y adolescencia, la responsabilidad aparece, no se puede evitar. Una de dos: o te enfrentas a ella, o sufres las consecuencias.
Pero aún así, ser adulto tiene su lado bueno. Me refiero a los zapatos, al sexo, a la falta de padres diciéndote qué hacer... Sí, eso es genial.

    

2 de Enero.
18 años.