Close your eyes.

Close your eyes.

martes, diciembre 28

¡Pierde la cabeza!

El amor es pasión, obsesión, no poder vivir sin alguien. ¡Pierde la cabeza! Encuentra a alguien a quien amar como loca y que te ame de igual manera. ¿Cómo encontrarlo? Pues, olvida el intelecto y escucha al corazón. Porque lo cierto es que vivir sin eso no tiene sentido alguno. Llegar a viejo sin haberse enamorado de verdad es, en fin, como no haber vivido. Tienes que intentarlo, porque si no lo intentas, no habrás vivido.

lunes, diciembre 27

El cielo es azul.

- Estoy atravesando una especie de sequía... sexual.
- Hum, ¿de cuántos meses hablamos?
- Cinco, a decir mentira, seis.
- ¿Seis meses? Carai, qué duro.
- Bien, tampoco es tan grave, estoy aprendiendo a apreciar las cosas más insignificantes de la vida. Como el canto de un pájaro y el color del cielo.
- ¡El cielo es azul, Ross, y yo mojé ayer!

Lavanda.


- Sí, casi muero hoy. [...] Derek, no puedo recordar nuestro último beso. Lo único en lo que pensaba era que iba a morir y no podía recordar la última vez que te besé. Es patético, pero quiero recordar la última vez que fuimos felices. No paro de intentar recordarlo y no puedo Derek, no soy capaz.
- Me alegro de que estés viva. Fue un jueves por la mañana. Llevabas esa camiseta de Darthmouth que te sienta tan bien, la que tiene un agujero. Te habías lavado el pelo y olía como a flores. Yo llegaba tarde a operar, dijiste que nos veríamos luego, te acercaste a mi, te apoyaste en mi pecho y ... me besaste. Un beso, rápido de los normales, como si fuéramos a hacerlo a diario el resto de nuestra vida. Seguiste leyendo el periódico y yo me marché. Ese fue el último beso.
- Lavanda. Mi pelo olía a lavanda, por el acondicionador.
- Lavanda.

jueves, diciembre 23

Strong.



- ¿Me estoy endureciendo, verdad? Le di una patada en el culo a esa Pop, conté un chiste verde en un escenario... Creo que estoy lista para salir de paseo al mundo real, ¿tú no? Estoy… haciéndome fuerte.
- Brindo por tu dureza.

martes, diciembre 21

Across the universe.



- ¿Compones tus propias canciones?
- Sí, tengo 20 apuntadas en una libreta y otras 10 en la cabeza.
- ¿Y dejas sitio para algo más?
- La música es ahora lo único que tiene sentido. Tocar fuerte espanta a los demonios.

viernes, diciembre 17

El dieciocho es el número natural que sigue al diecisiete y precede al diecinueve.


Así es, sigue al diecisiete. Un cambio radical, no tanto para muchos, pero sí para algunos. En una hora concreta pasas de ser menor de edad, con voz pero sin voto, a cumplir esa mayoría tan deseada, con voz y con voto. Llegar a los dieciocho trae a la mente sensaciones que hacen que desees amanecer en el día clave cuanto antes. Pero también hace que te desconcierte eso de la responsabilidad, los deberes, el aumento de tus derechos, la independencia, la madurez, el control, la cordura, la realidad, la vida. La inseguridad, el miedo, la idea de tener que vivir con los pies en la tierra, se te viene encima. El tiempo pasa demasiado rápido. Todos soñábamos con ser mayores. Te emocionaba ver cómo dos extraños se conocían en un café y el chico invitaba a la chica a una limonada, conversaban y llegaba la noche entre risas y bromas. ¿Y luego? Luego se enamoraban. Eso puede pasarte. Sí. Tal vez. ¿Y luego? Luego llegan los problemas. Desengaños, mentiras, falta de apoyo, desinterés, espacio… Sumando el estrés del trabajo, el ascenso de la hija repipi del jefe, la conferencia que no salió bien, los cuatrocientos virus que hicieron que perdieras el documento que llevabas trabajando durante semanas… Eso es la vida. Eso es el futuro que a todos nos espera y al que deseábamos llegar alguna vez cuando vivíamos en la ignorancia, cuando vivíamos en ese sueño que intentábamos reflejar sirviendo copas fingidas en el mueble-bar de casa de tus abuelos o en tu habitación dando clase a tus peluches. Es la parte mala de hacerse mayor, época donde muchos pierden la ilusión. Pero, ¿sabes qué? Que yo sé que toda esa parte mala puede mejorarse. Los dieciocho, tiempos difíciles. Tiempos en los que debes escoger tu camino, elegir cómo quieres que tu vida sea lo mejor posible, elegir con cuál de tus pasiones compartirás tu camino. Después la vida fluye sola. Cuando todo lo malo te aceche (que lo hará, vaya que si lo hará), sólo acuérdate de una cosa: disfruta, ahora es cuando empiezas a vivir, antes era un primer contacto con el mundo. Sabías que esto sería difícil, no finjas que te sorprende y piensa en lo que podrás conseguir. La cordura no significa no poder seguir soñando, el mundo no debe dejar de soñar, no puede tener los pies en el suelo más tiempo de lo debido, no le es ni siquiera opcional perder las ilusiones. Eso nunca. Descubrirás lugares que ni sabías que existían, sentirás emociones que pensabas que no llegarían, conocerás gente que mejorará tu vida, vivirás momentos que jamás podrás olvidar. Seguirás queriendo ir al karaoke con tus amigos, bailar como locos sin importarte nada, disfrutar de ese instante en que… STOP, el mundo ha dejado de girar por un momento. Por eso, los dieciocho, mis dieciocho, me dicen: sueña, consíguelo y no pierdas la ilusión.

miércoles, diciembre 15

Voy a guiarme por mi cabeza. Sé que me arrepentiré. Pero una decisión lleva a anular la otra. Todo no puedo vivirlo y duele.

martes, diciembre 14

All the time.


La pena es una cosa extraña, nos deja totalmente desamparados. Es como si una ventana se abriera sola, la habitación se queda fría y lo único que puedes hacer es tiritar. Pero cada vez se abre un poco menos y un poco menos, hasta que un día nos preguntamos qué habrá pasado con ella.

lunes, diciembre 13

No lo dudes.

Su personalidad promete sacarte de tu mediocre vida. No sé, es como subirte en un increíble meteorito ardiente que te llevará hasta otro mundo. Un mundo donde todo es emocionante.

viernes, diciembre 10

Women.


 
— Dios crea a los dinosaurios. Dios destruye a los dinosaurios. Dios crea al hombre. El hombre destruye a Dios. El hombre crea a los dinosaurios. Los dinosaurios se comen al hombre.
— La mujer hereda la Tierra.