Close your eyes.

Close your eyes.

martes, octubre 19

Perhaps.

- No tengo nada que hacer. He venido para verte a ti. –En realidad no esperaba hablar con él, solo verlo desde lejos-. Vuelvo a Europa mañana por la mañana. –Todo lo que quería era ver a Peter unos instantes, aunque él nunca se enterara.
- ¿Puedo invitarte a una taza de café? –preguntó Peter, y ambos sonrieron al recordar la Place de la Concorde y aquella primera noche en Montmartre.
Peter la cogió de la mano y juntos emprendieron el camino hacia la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario