Close your eyes.

Close your eyes.

jueves, septiembre 9

El "poco a poco" del día 9.

[...]No puedo evitar pensar en mi pasado y recordarlo. Siempre ha estado ahí. Quizá porque sepa que es imposible que salga bien, quizá porque me guste creer en cosas improbables, pero siempre aparece por alguna esquinita. Y esa esquinita acaba convirtiéndose en una gran habitación, la cuál es bastante imprescindible en casa. La cocina, por ejemplo. Te pasas horas en la cocina, disfrutando haciendo pasteles o patés, hasta que un día se te estropea la batidora, estalla y los azulejos quedan cubiertos de una masa imposible de limpiar a la perfección. Nuestra historia es así. Cuando todo funciona, va muy bien. Cuando uno de los dos se equivoca… todo queda lleno de esa masa, y es francamente difícil de limpiar. No de las paredes, de nuestra vida. No se va, no se limpia… no se olvida. [...]

No hay comentarios:

Publicar un comentario