Close your eyes.

Close your eyes.

martes, septiembre 14

Aún me muero por él.

Me moría por ella y busqué mil excusas para verla, aunque fuera un segundo, aunque ella jamás se diera cuenta. Me moría por ella y me ganaban los nervios si me hablaba. Y yo quedaba mudo y tenía que agacharle la mirada. Qué tonto y qué tan absurdo que me sentía al lado suyo por no tener el valor y creer que sí era posible acercarme y decirle que me moría por ella. Me moría por ella, nunca supe lo que era besarla. Me quedé con las ganas de tomarle la manos y abrazarla. Me moría por ella, de contarle mis sueños y escucharla y reírnos por nada, consolarla en mi hombro si lloraba.

Y no es posible explicar que no hice nada en todo el tiempo que pasó. Y aquí estoy frente a ella. Y aún me muero por ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario