Close your eyes.

Close your eyes.

miércoles, agosto 11

El sofá de Cloe (I)

Se sentó en el sofá. Simplemente se puso a pensar. Era una habilidad que manejaba desde hace tiempo. Siempre estaba pensando. Pero donde más le gustaba era en su sofá. Reflexionó durante horas, pero algo fallaba. No sabía qué le ocurría. Procuraba eliminar esa imagen de su mente. Abrió puertas, abrió ventanas, incluso otras las cerró con llave. Pero nada. En su mente sólo encontró un post-it que decía: Levántate y reacciona. A Cloe no le gustaba que le dijeran lo que tenía que hacer, y todo el mundo lo hacía. Decían que pensar demasiado la volvería loca, que no podía analizar cada detalle de su vida como si fuera el último, que tanto análisis la acabaría matando. Tuvieran o no tuvieran razón esas gentes y el post-it, Cloe no quería cambiar. No le iba muy bien en su día a día, pero sabía que pensar era la salida de la guerra con su autoestima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario