Close your eyes.

Close your eyes.

domingo, julio 25

Apenas duele pensarlo.

- ¿Sabes? Hay cosas que quiero que cambien. A veces pienso que la rutina es odiosa y que hacer lo de siempre es aburrido.
- Puede que lo que necesites es vivir cada momento como si fuese el último.
- Eso es lo que creo. Pero cuando lo hago, me siento mal. Quiero pensar en lo que ocurrirá después, en sus consecuencias y en sus posibles finales.
- No deberías.
- No debería hacer muchas cosas. Pensar demasiado me daña, pero siempre seré así. Puede que nunca consiga ser feliz si no me encuentro en una situación rutinaria en la que el mañana será igual que el hoy. Quizá así no sea necesario pensar qué va a ocurrir.
- Pero eso no puedes buscarlo, simplemente llega en su momento.
- Precisamente por eso no paro de pensar en cuándo llegará ese momento. Es un pensamiento que ya sabe a rutina... Apenas duele pensarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario